MI NEWSLETTER¡No te pierdas ninguna de mis últimas novedades!



BENEFICIOS DE REDUCIR LOS LÁCTEOS

¡Hola! ¿Qué tal estáis? 🙂 Hoy os traigo un post que quizás os pueda servir de ayuda a aquellas personas que están pensando en reducir o eliminar el consumo de lácteos, ya sea por cuestiones de salud, como alguna intolerancia o, simplemente porque están adquiriendo una dieta más vegetariana o vegana.

Llegados a cierta edad, ya no suponen un beneficio a nivel de salud para nuestro organismo.

Por eso, te voy a dar algunos pros que pueden conllevar el dejar los lácteos un poquito de lado:

  1. Piel más suave: La leche de vaca, contiene hormonas que no siempre sincronizan correctamente con nuestras propias hormonas. Puede provocar una mayor producción de sebo por parte de nuestra piel, lo que ocasiona la aparición de espinillas y brotes de acné. Quizá si sufres de problemas de piel de este tipo, encuentres mejoras al reducir los lácteos. Pero no olvidemos, que cada piel es un mundo, y si tienes problemas serios, deberías consultar a tu dermatólogo antes de nada.
  2. Mejores digestiones: si sueles sufrir de hinchazón abdominal, gases,   estreñimiento, diarrea o retortijones , puede que algunos de estos síntomas vengan asociados a una intolerancia a la lactosa. En cualquier caso, aunque no tengas ninguna intolerancia, el abusar de los lácteos puede ocasionarte esa hinchazón tan molesta, esos gases y ese estreñimiento. Si no puedes vivir sin tu café con leche, prueba a sustituir a leche normal por una bebida vegetal, como la de almendras o avena, ¡están buenísimas!
  3. Alternativas energéticas: Una pizza con mucho queso o una pasta súper cremosa son, realmente, deliciosas, pero también son bastante calóricas. Te harán sentir empachado si sueles consumirlas muy a menudo. Si dejas de consumir lácteos, tendrás que pensar un poquito más sobre tus comidas. Por ejemplo, para compensar el aporte de calcio que antes tomabas de los lácteos, tendrás que sustituirlo por otras fuentes, como por ejemplo las espinacas, el kale o las habichuelas. Estarás tomando, al final, alternativas mucho más saludables y con valores energéticos que te aporten numerosos nutrientes.
  4. Mejora la migraña: Si sueles padecer migrañas, los lácteos pueden ser unos de los detonantes. Muchos tipos de queso contienen una sustancia química natural llamada tiramina, la cual, para algunas personas, puede contribuir a su dolor de cabeza. Por otra parte, el quitar los lácteos puede suponer una falta de Vitamina B2, lo que también empeoraría el dolor, así que asegúrate de sustituirlos por alimentos ricos en esta vitamina, como los champiñones, almendras y espinacas.

Espero que os hayan servido estos pros, si estáis considerando reducir vuestro consumo de lácteos. En cualquier caso, antes de cortar de raíz, no olvidéis acudir a vuestro médico para que os dé las pautas necesarias de alimentación, y así no os falten todos los nutrientes necesarios para una dieta saludable. 🙂

 

 

 

 

 

Deja un comentario