MI NEWSLETTER¡No te pierdas ninguna de mis últimas novedades!



Como quemar grasas

Hoy vamos a saber cómo podemos quemar las grasas haciendo ejercicio, porque cuando hacemos deporte sudamos, y ese sudor no quiere decir que estemos derritiendo toda la grasa. 

Cuando hacemos una actividad física necesitamos energía y esa energía la obtenemos, o bien de las comidas que hemos realizado durante el día o bien de los depósitos de grasa que tiene nuestro cuerpo.

Cualquier exceso de comida se puede convertir en grasa porque, aunque sólo ingeriéramos verduras durante todo el día, consumiríamos más calorías de las que necesita nuestro cuerpo al día y, este, las cogería y las convertiría en grasa.

La grasa contiene más calorías y los alimentos saludables nos permiten comer más alimentos porque tienen menos calorías.

Nuestro cuerpo almacena 770 calorías por 1 kg de grasa. Si queremos empezar a perder grasa tenemos que ser muy constantes y hacer ejercicio, como mínimo, 3 veces por semana. Os recomiendo hacerlo 4 o 5 veces si lo que queremos es perder peso.

No hay que tener miedo de hacer ejercicios de tonificación o con pesas porque los cuerpos tonificados tienen más facilidad a perder grasa más rápidamente. Por ejemplo, un cuerpo tonificado seria un Ferrari: es pura potencia, va muy rápido y consume mucha gasolina. Así, el cuerpo tonificado va más rápido en perder grasas y consume más calorías. Un cuerpo flácido sería un Fiat Panda: va más lento y consume poca gasolina. 

¿QUÉ ES LO QUE TENEMOS QUE HACER PARA PERDER PESO?

1. Hacer deportes o ejercicios cardiovasculares, como por ejemplo la natación, caminar rápido, córrer, bicicleta, jugar al pádel, patinar, etc. En definitiva, todos aquellos deportes que nos aceleren la frecuencia cardíaca nos irán bien para perder grasas.

2. Tenemos que estar haciendo deporte, como mínimo, 40 minutos, y estar entre un 60 y un 85% de nuestra frecuencia máxima.

3. Si queremos hacer una rutina para tonificar, es recomendable hacer 5 o 10 minutos para calentar, realizando ejercicios cardiovasculares a un ritmo suave para entrar en calor. Seguidamente, hacemos la rutina de ejercicios y no descansaremos entre serie y serie o ejercicio y ejercicio para mantener nuestra frecuencia cardíaca. Dejaremos para lo último, unos 20 minutos como mínimo, los ejercicios cardiovasculares,  porque así es muy efectivo para poder quemar las grasas.

4. Tenemos que intercalar ejercicios para tonificar y ejercicios cardiovasculares durante 40 minutos como mínimo.

5. Trabajaremos la sesión a una frecuencia máxima de 60 o 70% de nuestras pulsaciones y, después, hacer unos picos de alta intensidad (muy movidos) a un 80 o 90%.

6. Trabajar músculos que sean más grandes, como por ejemplo el abdomen, el cuadríceps, los glúteos y la espalda, nos ayudan a quemar más grasas y más calorías.

7. Tenemos que cambiar nuestras rutinas porque el cuerpo se acostumbra.

8. Si queréis perder grasas, utilizaremos el pulsómetro porque así sabremos a qué frecuencia cardíaca estamos trabajando mientras realizamos el ejercicio. Para quemar grasas, debemos estar entre el 60 y el 85% de nuestra frecuencia máxima. Para calcular nuestra frecuencia máxima, hacemos una operación aproximada: restamos 220 menos nuestra edad.

Deja un comentario