MI NEWSLETTER¡No te pierdas ninguna de mis últimas novedades!



CÓMO SUPERAR LOS EXCESOS NAVIDEÑOS

¡Hola a tod@s! Lo primero de todo, ¡Felices Fiestas!, espero que hayáis disfrutado de comidas y cenas maravillosas en buena compañía. La Navidad es un momento perfecto para poder reunirte con todos aquellos que quieres y que el estrés del día a día no te permite en muchas ocasiones.

Pero esas reuniones, normalmente vienen acompañadas de bastantes excesos, al final no controlamos las cantidades ingentes de comida que ingerimos, así como unas bebidas de más, que al día siguiente nos pasan factura.

Lo primero es que entendamos por qué nos encontramos tan mal cuando tenemos “resaca”. Ese dolor de cabeza horrible viene causado principalmente por las bebidas alcohólicas. Las molestias estomacales y gástricas son debidas a erosiones producidas por el etanol (principal componente del alcohol) en la mucosa del estómago. Esto puede verse aumentado si se han mezclado diferentes bebidas, aunque los efectos de intoxicación en el organismo son iguales.

¿Qué podemos tomar ese día?

  • Para desayunar: un zumo de naranja natural. Aporta las vitaminas que el cuerpo debe recuperar para poder estar de nuevo al 100%.
  • Intentar tomar alimentos suaves, que no agraven la situación del estómago (algún yogur, por ejemplo).
  • Beber mucha, mucha agua. El alcohol que bebimos ayer, nos deja deshidratados, hay que recuperar ese volumen de agua.
  • Si lo necesitas, toma un analgésico para el dolor de cabeza.
  • Aunque cueste, intenta realizar algo de deporte, ¡te ayudará a eliminar esas toxinas!
  • Una ducha o un buen baño relajante, también aliviará tu malestar y dolor de cabeza.
  • Por supuesto, nada de alcohol. ¡Sólo agua! El alcohol elimina la vitamina B1 del organismo, lo cual es una de las razones de que luego sintamos sed.
  • Ahora que ya sabemos cómo combatir estos males, vamos a ver cómo prevenirlos de cara a lo que queda de fiestas. Como dicen “es mejor prevenir que curar”.
  1. No conviene mezclar el alcohol con agua, porque ésta hace que aquel se absorba con más rapidez; la leche, en cambio, tiene el efecto contrario, y es lo mejor para después de unas copas. No beber nunca antes de comer, con el estómago vacío, y evitar las comidas fuertes y con grasas porque hacen que apetezca más un buen vaso de vino que con una comida sencilla y ligera. La metabolización del alcohol generará menos tóxicos si el aparato digestivo está lleno.
  2. Baja el ritmo. Lo ideal es que bebamos a un ritmo en el que el organismo pueda eliminar el alcohol de forma eficiente. Por eso es importante que no bebamos sin nada de comida, ya que, si el estómago permanece vacío, este tardará hasta cuatro veces más en absorberse.
  3. No tomes combinados. Unas de las bebidas más comunes, la combinación de alcohol destilado con un refresco que contiene cafeína, es también la más peligrosa. Esto es debido a que la cafeína, estimulante, hace que se anulen los efectos relajantes del alcohol, lo que incrementa sus efectos, aunque en un primer momento se note menos. Es mejor que, si vas a consumir alcohol, tomes bebidas más puras.

 

Por último, el mayor consejo, y más importante, es que, si vas a beber, no cojas el coche después por nada del mundo. Se puede beber, sí, pero de manera responsable. Así todos disfrutaremos las fiestas 🙂

 

2 Comentarios

  • Feliz Año Nuevoo! ❤
    Buenos consejos!
    Yo ayer y hoy me animé con el reto de las 400 sentadillas y el de Cardio HIIT, sumándole de a poco los ejercicios del calendario.
    Gracias por tanto GymVirtual!

Deja un comentario