MI NEWSLETTER¡No te pierdas ninguna de mis últimas novedades!



CONSEJOS PARA MANTENERTE EN FORMA DE VIAJE

¡Hola a tod@s! Seguro que alguna vez os ha sucedido que a la hora de planear un viaje o unas vacaciones asumimos que sin más remedio vamos a cortar durante ese tiempo nuestra rutina de ejercicio, y desde luego, a la vuelta nos cuesta horrores volver a movernos.

Pues bien, hoy vengo con unos consejos para ayudaros a evitar esto, y que veáis que es posible compatibilizar la diversión y nuestros buenos hábitos que tanto trabajo cuesta adquirir.

  1. Incluye tus rutinas en tu itinerario: Cuando te encuentres programando tu viaje, intenta dar una prioridad al ejercicio, aunque estés de vacaciones. Por ejemplo, intenta levantarte una hora antes por las mañanas para realizar las rutinas y así empezar el día con mucha más energía.
  2. Empaqueta algunos básicos de entreno: A la hora de hacer la lista de cosas que vas a incluir en tu maleta, intenta hacer hueco para todo lo que necesites para entrenar (ropa deportiva, calzado, unas mancuernas, bandas elásticas, etc). Muchos de estos accesorios casi no ocupan espacio.
  3. Usa una pulsera de actividad: Cualquiera que suelas llevar estará bien. Esto viene genial para rastrear tu ritmo cardiaco, los pasos que das durante el día… también puede funcionar como un recordatorio para que no se te pase hacer algo de ejercicio.
  4. Sé resolutivo/a: Dependiendo de cuál sea tu destino, es probable que no tengas acceso a un gimnasio o que se te haya olvidado la esterilla o las bandas elásticas. Pero puedes intentar usar los objetos que encuentres a tu alrededor para sustituirlos. Por ejemplo, unas botellas de agua llenas pueden ser unas mancuernas geniales, para tus sentadillas, zancadas, ejercicios de brazos…
  5. Las calorías cuentan, incluso en vacaciones: Sé que es complicado, y que muchas veces nos dejamos llevar y comemos a deshoras y en cualquier sitio, y al final, volvemos de las vacaciones sintiéndonos súper hinchad@s y en no muy buenas condiciones. Intenta llevar una dieta equilibrada, por ejemplo, en los hoteles sueles tener opciones de desayuno súper saludables, con fruta e infusiones. Pero no olvidemos que, estamos de vacaciones, así que tampoco hay que obsesionarse si un día has tenido que comer en un restaurante de comida rápida.
  6. Escucha a tu cuerpo: Quizás este es uno de los puntos más importantes. A veces, tus músculos necesitan también vacaciones, y por supuesto, te lo harán saber. En ese caso, sustituye la rutina que normalmente realizarías, por dar un paseo o algo similar. Lo importante es mantener nuestro cuerpo activo todo lo que podamos.

Espero que os hayan servido estos consejitos, sé que es complicado, pero es la mejor forma de no perder los hábitos que tantísimo esfuerzo nos cuestan adquirir. 🙂

1 comentario

Deja un comentario