Transformaciones

PAUTAS PARA HACERTE FOTOGRAFÍAS DE TU TRANSFORMACIÓN

Notar cambios físicos en nuestro cuerpo cuando empezamos a realizar ejercicio físico es, sin duda, una muy buena forma de saber que nuestro cuerpo se dirige hacia los objetivos marcados y, por otra parte, también nos mantiene motivados. Pero como siempre repito, la motivación principal debe residir en la salud y el bien estar de cada uno, haciendo de este estilo de vida un estilo divertido.

Aun así, va muy bien antes de empezar tomarse medidas, pesarse, hacerse fotos…. para poder ir comprobando el progreso durante el paso de las semanas. El método de las fotografías es el más usado porque es el más visual. Normalmente, en salud suelo trabajar con fotografías y báscula, aunque en rendimiento usaría otro tipo de métodos más difíciles de calcular, pero que nos aportarían medidas más exactas, siempre y cuando fueran aparatos de calidad y de coste elevado.

  • Hazte una foto antes de empezar con el entrenamiento.
  • Es importante que no elimines ninguna de las que te has hecho.
  • Tómate una foto cada mes. Puedes ponerte una alarma en el móvil o apuntártelo en el calendario. De esta forma, irás viendo el progreso.
  • Si os da vergüenza o simplemente no os interesa mostrar la cara, siempre estáis a tiempo de poder cortar la cara de la imagen.
  • Asegúrate de hacerte las fotos en las mismas condiciones cada vez. Por ejemplo: delante del espejo del baño, a las 8 de la mañana los lunes.
  • Hay dos fotos obligatorias: una de vista frontal y otra de vista lateral. Estas fotos tienen que ser:
    • – Con los pies juntos
    • – Manos al lado del cuerpo
    • – Postura relajada y natural, no haciendo una pose.
    • – Con ropa interior, parte de arriba, un top o bikini y parte de abajo del bikini o pantalones cortos. En resumen, poca ropa o ropa ajustada que permita ver mejor los cambios
    • – Intenta hacer la foto siempre desde mismo ángulo.

165 Comentarios

Deja un comentario