excusas_portada

¡DEJA DE PONER EXCUSAS!

¿Eres de las que siempre pone excusas? El hecho de estar disculpando constantemente a los demás y a ti misma, y de hacerlo sin lógica ni sentido común, hace la vida más llevadera. La excusas sirven para frenar situaciones comprometidas y salir del paso, pero huir siempre de la realidad no es bueno y hay que evitarlo.

Existen dos tipos de miedo: 

  1. ¿Tienes miedo a equivocarte?

Si tienes el autoestima un poco baja puede que tengas miedo siempre de eludir la responsabilidad en cualquier error porque tienes miedo que los demás piensen que eres menos apto. Pero al fin y al cabo eres humano y tienes derecho a equivocarte.

  1. ¿Tienes miedo a lo que piensen los demás?

Si te preocupa el que dirán, necesitas mejorar tu autoestima. A las personas con la autoestima baja les preocupa mucho qué dirán los demás, y la opinión de los otros siempre es más importante que la propia.

Existen varios tipos de excusas: 

  1. Mala suerte

Buscar como excusa el destino o que ha sido mala suerte. Es una forma de conformarse en lugar de intentar hacer algo.

  1. Mañana será otro día.

Si queremos dejar algo para mañana puede que tengamos pereza, miedo al fracaso, etc., y así, evitamos la responsabilidad. Pero lo cierto es que no hay que dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy. ¡Solo se equivoca el que hace algo!

  1. Autoetiquetarse.

Muchos dicen “yo soy así” para excusarse y quitarse la culpa de encima. Pero decir eso es como admitir que no se puede aprender nada nuevo. Lo mejor es reconocer el fallo y aprender.

¿Cómo dejar de excursarse?

  1. Hay que escucharse a uno mismo y pensar en todas las excusas que se dan, cuando se dan y a quien se dan.
  2. Averiguar el porqué. Hay que encontrar la razón por la que se dan excusas y analizarlas.
  3. Cambiar el chip. Hay que cambiar la actitud y no buscar siempre excusas.
  4. Ser auténtico: intentar no autoengañarse y ser consciente de si se pueden cambiar o no las cosas.
  5. Asumir la responsabilidad. Siempre eres responsable de tus actos y de tu comportamiento, así que cuando se falla, hay que dar la cara.

5 Comentarios

Deja un comentario